El Metronom está situado en la calle Fusina, junto a la plaza del Mercado del Born. Se trata de un edificio entre medianeras, de un solo piso y que originalmente se empleó como almacén y más recientemente, como sala de exposiciones.

La fachada se articula en cinco grandes arcos de medio punto con piedra moldeada, que siguen exactamente, el mismo patrón empleado en los inmuebles vecinos de la calle Fusina. El arco central proviene el acceso al inmueble, mientras que el resto, de la misma altura, tienen una banqueta al pie, para diferenciarlas del portal. Entre cada arco encontramos sendas pilastras coronadas por capiteles de morfología muy cuadrangular, con elementos decorativos foliáceos sencillos. Por encima, la cornisa, de poco desarrollo externo, está sujetada mediante numerosas fajas sencillas. Corona el edificio una larga barandilla calada de piedra y, por encima, un frontón de tendencia sub-elipsoidal que en el centro, tiene esculpido en números romanos “MCMXVIII”, 1918. El edificio se considera algo más antiguo, de finales del siglo XIX, de ahí que esta inscripción podría responder a la instalación del frontón. Por encima, hay una pequeña construcción sin rasgos destacables, que da acceso al patio superior.

La fachada del edificio presenta actualmente un muy buen estado de conservación, de forma que no se efectuó ninguna actuación sobre el estado original de la piedra. Únicamente se limpió con agua y jabón para dejarla en su estado de color original.

Contacto: